ASIA/KIRGUISTÁN - Los niños descubren los cielos

jueves, 19 septiembre 2019 cáritas   evangelización   jóvenes   solidaridad   promoción humana   desarrollo   fe  

Jalalabad (Agencia Fides) – “En septiembre, nos preparamos para el segundo año de nuestro proyecto educativo”, explica a Fides Sher Abdugapirov, subdirector de Cáritas Kirguistán en Jalalabad. Las actividades organizadas por los voluntarios sirven principalmente para la formación cultural de niños de familias pobres en las regiones de Chui, en el norte del país, y en Jalalabad, en el sur, y también hay iniciativas dedicadas a los niños discapacitados. Los ex alcohólicos y drogadictos, por otro lado, participan en proyectos de formación en el sector agrícola y ganadero.

El subdirector explica el acompañamiento de los niños en los meses de verano: “El verano es muy caluroso en Kirguistán. Las temperaturas van entre 38 y 45 grados y no permiten grandes programas, excepto aquellos relacionados con actividades típicamente de verano. Por ejemplo, este año en el mes de julio organizamos un campamento de astronomía. Es un evento anual de formación que se lleva a cabo durante varios días y está dedicado al descubrimiento del cielo. Se lleva a cabo a orillas del lago Issyk-Kul, uno de los lagos más grandes y profundos del mundo y en él participan los mejores estudiantes de nuestros clubes de astronomía presentes en varias escuelas de Kirguistán”. El proyecto de astronomía fue lanzado por Cáritas Kirguistán en 2015 y “proporciona actividades dedicadas a la observación nocturna del cielo, que se lleva a cabo de manera lúdica. Los participantes tienen la oportunidad de conocer a voluntarios y astrónomos polacos y trabajar con ellos. Este año hubo cien estudiantes y seis formadores”. Mirando al cielo, explica Cáritas, surge una reflexión sobre el infinito, sobre el sentido de la vida, sobre la eternidad… es un camino de pre-evangelización para los niños.

Cáritas debe sus orígenes en 2011 a la organización no gubernamental “Light of Love”. La decisión de embarcarse en el camino de la integración de la ONG en la organización pastoral y caritativa de los obispos nació después de participar en una reunión organizada por Cáritas Asia en 2014 en Almaty. En Kirguistán hay actualmente tres parroquias en las ciudades de Bishkek, Jalalabad y Talas, pero hay muchas comunidades pequeñas distribuidas en las zonas rurales del país. Los católicos locales cuentan con la asistencia espiritual de siete sacerdotes, una religiosa y cinco monjas franciscanas.
(LF) (Agencia Fides 19/09/2019)


Compartir: