ASIA/PAKISTÁN - Minorías religiosas en la mira: es urgente abrogar la ley de la blasfemia

martes, 3 octubre 2017 blasfemia   islam   cristianismo   minorías religiosas   minorías étnicas   justicia   hinduismo   sociedad civil  

Una manifestación en defensa de las minorías religiosas en Pakistán

Lahore (Agencia Fides) - El cristiano Washaal Masih y su colega Bhola Ram, de religión hindú, dos trabajadores humildes, contratados como empleados ecológicos de la ciudad de Behawalnagar, en el Sur del Punjab pakistaní, han sido arrestados por blasfemia, con la presunta acusación de haber quemado unas páginas del Corán. Como confirma a la Agencia Fides la organización cristiana “Legal Evangelical Association Development” (Lead), que ofrece asistencia legal gratuita a las minorías religiosas en Pakistán, ambos trabajaban como empleados para la limpieza en el Hospital Civil de Behawalnagar, donde al parecer se cometió el supuesto acto de blasfemia. Los hombres han sido denunciados por un policía que afirma haber recibido un llamada de teléfono de un periodista local: este último le informó de que los dos hombres, al quemar algunos documentos, también habían quemado algunas páginas que contenían versos del Corán. El episodio ocurrió el 27 de septiembre de 2017. El policía se dirigió al lugar de los hechos donde se encontró con una gran masa de gente que le explicó lo ocurrido. El agente arrestó y denunció oficialmente a ambos hombres.
“La ley sobre la blasfemia es una cuestión muy delicada: como en este caso, basta la afirmación de dos presuntos testimonios para ser acusados. Pero no hacen falta ninguna otra prueba documentada. Las minorías religiosas viven en un temor constante y a menudo ocultan su fe para evitar acusaciones de blasfemia”, señala a la Agencia Fides el abogado cristiano Sardar Mushtaq Gill, responsable de la organización “Lead”.
Lead ha lanzado una llamamiento público pidiendo que se abrogue la ley: “Abusar de esta ley se ha convertido en una práctica común para resolver las disputas personales. En un caso reciente, el cristiano Nadeem James se vio involucrado en un caso de blasfemia, como venganza porque se había casado con una mujer musulmana, y al final ha sido condenado a muerte. Ha llegado el momento de cambiar esta ley inicua”, afirma la nota de Lead, enviada a la Agencia Fides.
En los últimos 12 años, señala la organización, “la situación para las minorías religiosas en Pakistán se ha deteriorado mucho”. Lead hace una lista de los motivos principales por los que es urgente abolir le ley de blasfemia en Pakistán: es incompatible con los derechos humanos fundamentales; pone en peligro la seguridad de los ciudadanos de cualquier fe religiosa; pisotea las garantías civiles básicas en lo que respecta a las detenciones, además del derecho a un proceso ecuo; viola el derecho a la libertas de fe, de religión y de expresión; destruye el estado de derecho y el principio de igualdad; instiga a los musulmanes a atacar a las minorías religiosas y sus asentamientos, minando la convivencia interreligiosa en la sociedad pakistaní; se utiliza para resolver controversias personales.
“Además en muchos casos un ciudadano, basta que sea sólo acusado de blasfemia para caer víctima de una ejecución extrajudicial a manos de los radicales islámicos”, señala “Lead”, recordando los muchos episodios, en la historia reciente de Pakistán, en los que barrios enteros de cristianos han sido atacados (en una especie de “castigo colectivo”) solo por presuntas acusaciones de blasfemia contra un único individuo cristiano. Estos ataques, han quedado impunes. (PA) (Agencia Fides 3/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
blasfemia


islam


cristianismo


minorías religiosas


minorías étnicas


justicia


hinduismo


sociedad civil