ASIA/IRAQ - El Primer Ministro iraquí Haider al Abadi: que nuestros hermanos cristianos y ortodoxos regresen pronto a Mosul

martes, 11 julio 2017 iglesias orientales   oriente medio   guerras   sectarismo   yihadistas   política internacional  

search4dinar.wordpress.com

Mosul (Agencia Fides) – Después de la liberación de la ciudad de Mosul, rescatada de las milicias del auto-proclamado Estado Islámico que la habían conquistado en junio de 2014, hay que asegurarse de “que todas las personas desplazadas y los hijos de todas las religiones, de todas las etnias y de todos los credos, y especialmente nuestros hermanos cristianos, puedan regresar a sus hogares” porque “la respuesta más eficaz contra el Daesh es vivir juntos”
Con estas palabras el Primer Ministro iraquí Haider al Abadi se ha dirigido este lunes 10 de julio a una delegación de cristianos de Mosul que ha recibido en el cuartel general del comando para las operaciones militares que todavía continúan en la región, en presencia de algunos responsables de las fuerzas armadas iraquíes y de las fuerzas de seguridad. Durante la reunión – se lee en un comunicado emitido por los colaboradores del primer ministro iraquí - al Abadi ha destacado que “nuestra diversidad es una fuente de orgullo, y debe ser conservada para que de este modo sean vanos los intentos del Daesh, que pretende imponer en Iraq un color único, rasgando una unidad formada a través de los milenios”. El primer ministro iraquí ha reivindicado a su propio gobierno la tarea de proteger a los ciudadanos y ofrecer sus servicios, independientemente del origen étnico y religioso, combatiendo contra la discriminación y promoviendo la convivencia “que debe prevalecer también entre los hijos de Nínive”.
El domingo 9 de julio, al Abadi había viajado a Mosul para felicitar a las unidades militares y dar una fuerte señal de derrota del Daesh. El lunes 10 de julio en un discurso transmitido por la televisión estatal, el primer ministro iraquí, ha proclamado la ciudad de Mosul “liberada” después de una campaña militar que ha durado nueve meses. A su regreso a Bagdad, el primer ministro, ha sido recibida por los ciudadanos jubilosos que han salido a las calles ondeando banderas iraquíes (véase foto).
Mientras tanto, el patriarca caldeo Louis Raphael Sako ha felicitado al gobierno y a todas las personas que han contribuido en la liberación de Mosul. “Esta victoria”, se lee en un comunicado difundido por los canales oficiales del Patriarcado y recibido en la Agencia Fides, “es una prueba de que el nivel de los retos que hay que afrontar requiere la unidad de todos”. El Patriarca también ha expresado sus condolencias a la Iglesia caldea por las víctimas civiles, y expresado la esperanza de que comience un “tiempo de reconciliación” en el país, que haga posible la construcción de “un estado civilizado, fuerte y moderno”. (GV) (Agencia Fides 11/7/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
iglesias orientales


oriente medio


guerras


sectarismo


yihadistas


política internacional