ASIA/FILIPINAS - Nace la nueva región autónoma para los musulmanes en el sur del país

miércoles, 25 julio 2018

Twitter

Davao (Agencia Fides) - La Cámara de Representantes de Filipinas ratificó ayer la versión final de la ley de creación de la nueva “Región Autónoma de Bangsamoro”, una entidad territorial específica para las comunidades islámicas que viven en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas. El Senado ya había ratificado la ley el lunes por la mañana y ahora está a la espera de la firma del presidente Rodrigo Duterte, quien ya ha anunciado su total respaldo a la medida.

La ley crea una nueva entidad política autónoma que sustituye a la antigua región autónoma e incluye seis provincias (Basilan, Lanao del Sur, Maguindanao, Sulu y Tawi-Tawi), mientras que otros municipios fuera de esas provincias podrán formar parte de la región a través de una referéndum.

La confirmación llega una década después de que el Gobierno de Filipinas y el Moro Islamic Liberation Front (MILF) hubieran firmado un acuerdo de entendimiento sobre los dominios ancestrales en 2008, que no entró en vigor merced a un fallo de la Corte Suprema, que lo declaró inconstitucional. La nueva ley incluye un acuerdo con el Moro Islamic Liberation Front (MILF) pero también con el Frente Moro de Liberación Nacional (MNLF), ambos grupos guerrilleros involucrados en el nuevo pacto y en la nueva institución. La región estará encabezada por un primer ministro y un parlamento en el poder durante tres años.

En política, en la sociedad civil, en las comunidades religiosas islámicas y también en la Iglesia católica hay un gran consenso respecto a este movimiento político del gobierno de Duterte. Entre los líderes religiosos, el cardenal Orlando Quevedo, arzobispo de Cotabato, elogió la aprobación de la ley como un “paso importante para prevenir y detener la proliferación del extremismo y el radicalismo islámico en el sur del país”.

Según ha declarado a la Agencia Fides el padre Sebastiano D'Ambra, misionero del PIME en Mindanao, comprometido en el diálogo islámico-cristiano, “la nueva región autónoma cumple con las demandas legítimas de justicia social y libertad de las comunidades musulmanas. Será importante ahora continuar con convicción en los caminos del diálogo, la colaboración y cercanía espiritual entre cristianos y musulmanes para construir una cultura de paz y convivencia armoniosa entre todas las comunidades religiosas de Mindanao”.
(PA) (Agencia Fides 25/7/2018)



Compartir: