AMÉRICA/COLOMBIA - Entre violencia y reconciliación

jueves, 12 octubre 2017 grupos armados   política   paz   violencia  

vanguardia.com

Campesinos colombianos

Chocó (Agencia Fides) – A pesar del cese del fuego, de los intentos de pacificación y de los pasos hacia la reconciliación nacional, continúan los actos de violencia en la zona meridional de Colombia.
Alrededor de la mitad de las personas que se han visto obligadas a trasladarse a Colombia en 2017 son del departamento de Chocó (suroeste): lo ha fatto notare el director de la Secretaría Nacional de Pastoral Social, mons. Hector Fabio Henao. “Se han producido unos 11.000 desplazamientos y cerca de 5.000 de estas personas provienen de Chocó”, ha dicho Mons. Henao hablando con la radio local “La FM”, y ha agregado que “el departamento está atravesando un momento crítico”.
Aunque la Iglesia Católica ha informado previamente que el alto el fuego entre el gobierno y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) sigue adelante sin problemas desde el 1 de octubre, Mons. Henao ha declarado que la situación en Chocó es crítica, porque otras organizaciones criminales se encuentran en esa zona y siguen atacando a la población civil. En este sentido, considera necesario que el gobierno y el ELN se reúnan para mejorar la situación de esta población tan puesta a prueba.
En varias ocasiones la Agencia Fides ha informado de la denuncias realizadas por Mons. Juan Carlos Barreto, obispo de la diócesis de Quibdo, quién pide “inversiones sociales para detener la violencia” (véase Fides 1/09/2017). La cese del fuego entre el ejército y la policía y el ELN, acordado por ambas partes (véase Fides 2/10/2017), continuará hasta el 9 de enero de 2018 e incluye el compromiso de la guerrilla de suspender los secuestros y atentados contra las infraestructuras petroleras del país. Sin embargo, los actos de violencia que se producen en el campo y en los lugares alejados de la ciudad siguen siendo frecuentes.
Hace sólo dos días, el obispo de la diócesis de Neiva, Monseñor Froilán Tiberio Casas Ortiz, denunció el asesinato de 6 campesinos en la zona de Tumaco. El 5 de octubre, durante una operación policial para eliminar las plantaciones de coca, hubo un choque entre campesinos y la policía, del que resultaron 6 campesinos muertos y 20 heridos. Las autoridades están tomando medidas, pero la situación sigue siendo tensa en la zona. La primera reacción de la población es la impotencia, seguida por la fuga.
Mientras que en algunas zonas de Colombia la población continúa sufriendo,
la Iglesia Católica está realizando un esfuerzo para continuar en el camino de la paz, y en estos días en Bogotá, capital de la nación, ha realizado el séptimo Congreso Nacional de Reconciliación promovido a través de la Secretaría de Pastoral Social. El Congreso, titulado “Colombia es capaz de reconciliación”, se celebra a un mes de distancia de la histórica visita del Papa Francisco en un momento caracterizado por el proceso de implementación del acuerdo de paz con la ex guerrilla de las Farc y la fase de alto el fuego entre el gobierno y la guerrilla del ELN. El objetivo del Congreso, que continuará hasta el viernes 13, es recopilar propuestas de experiencias internacionales de consolidación de la paz, analizar el estado de progreso, los retos y las oportunidades para implementar los acuerdos de paz. (CE) (Agencia Fides, 12/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network