ÁFRICA/LIBERIA - Elecciones presidenciales: “Un giro democrático, pero la gente está a la espera de como se desarrolle”, dice un misionero

martes, 10 octubre 2017 elecciones  

Monrovia (Agencia Fides) - “Se está votando con calma y con gran participación de los votantes que viajan en masa a votar”, dice el padre Eric Aka, misionero SMA (Sociedad de Misiones Africanas) desde Foya, capital del distrito de Liberia, en la frontera con Sierra Leona y Guinea. En Liberia hoy, 10 de octubre, poco más de 2 millones de electores están llamados a elegir a un nuevo presidente, al sucesor del presidente Ellen Johnson Sirleaf, Premio Nobel de la Paz en 2011, y a renovar el Parlamento.
El p. Eric comenta que en la zona de Foya se espera un voto masivo a favor del Vicepresidente saliente, Joseph Boakai, del Unity Party (UP). “Boakai es originario de esta zona, y la gente local espera que sea elegido presidente”, dice el misionero.
Los aspirantes al puesto presidencial son unos veinte contendientes pero los únicos que tienen posibilidades reales de ganar son tres. Además del vicepresidente Boakai, está el ex futbolista George Weah, que guía la Coalición por el Cambio Democrático (CDC), y el empresario Charles Brumskine, líder del Liberty Party (LP).
El p. Eric tiene esperanza en el correcto desarrollo de las elecciones: “La campaña electoral ha tenido lugar pacíficamente y en el país se respira un clima tranquilo. Esperamos que continúe y que, gane quien gane las elecciones, no haya disputas por parte de los derrotados”.“La Iglesia ha invitado a los fieles a una novena de oración por la conducta pacífica de la votación, y ha instado a los electores a votar libremente sin ningún tipo de condicionamiento”.
Ante la pregunta sobre cuáles son los principales problemas en Liberia, el p. Eric responde: “se pueden sintetizar en una palabra: desarrollo. Desarrollo de la agricultura, de la escuela y de la sanidad. Estos son los principales problemas a los que se enfrenta la población todos los días. Junto a esto se encuentran la corrupción, el mal uso del dinero público y el alto desempleo, y esto también se debe atribuir a la falta de desarrollo”. “Necesitamos invertir en agricultura sostenible porque la mayoría de la población todavía vive de la agricultura”, concluye el misionero.
Liberia, es uno de los países más pobres del mundo, aún se ve afectado por el estallido de la epidemia de Ebola en 2013, que en dos años provocó la muerte de más de 4.000 personas en todo el país, así como la sangrienta guerra civil de 14 años que concluyó en 2003 con más de 250.000 víctimas y alrededor de un millón de personas desplazadas.
La elección de Ellen Johnson Sirleaf en 2005, reelegida en 2011, fue un momento decisivo para la pacificación del país. Ahora las nuevas elecciones tendrán que consolidarla. (L.M.) (Agencia Fides 10/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network