ASIA/MYANMAR - El Card. Bo: “Navidad, un mensaje de paz para Myanmar”

viernes, 23 diciembre 2016 paz   navidad   justicia   guerras  

Refugiados birmanos

Yangon (Agencia Fides) - “En Myanmar, depende de cada uno de nosotros el transmitir un sentimiento sincero y auténtico de la Navidad. Cristo nació en un pesebre. ¿Qué mensaje nos trae? Que haya paz en la Tierra. Cristo es el Príncipe de la Paz. El niño Jesús no es sólo un Salvador, Él es Emmanuel, es Dios mismo que elige una familia pobre como muchas de nuestras familias”: afirma el cardenal Charles Maung Bo, Arzobispo de Yangon, en el mensaje enviado con motivo de la Navidad a toda la comunidad católica en Birmania y qe hemos recibido también en la Agencia Fides.
Para la nación, el cardenal Bo hace hincapié en que la Navidad es, sobre todo, una celebración de la paz: “El mayor mensaje que proviene de los ángeles en la noche de Navidad es el siguiente: Paz a todos los hombres de buena voluntad. Esto para mí es el mensaje central de la Navidad: paz a cada uno de nosotros, paz interior, paz en nuestras familias, paz para nuestra nación”.
“La paz es difícil de alcanzar hoy a causa de la maldad de un profundo racismo en nuestro mundo. Nunca veremos la paz en los estado de Kachin y de Rakhine, hasta que dejemos que el amor de Dios prevalezca en nuestras vidas.
Para el hombre, el racismo es un problema espiritual. Debemos evitar esta división a toda costa” que ha hecho tanto daño a la humanidad en el último siglo.
“Nosotros en Myanmar, un país pequeño, estamos empapados de lágrimas por la guerra y el odio. En sólo sesenta años de historia hemos tenido 22 guerras y ahora ya hay otras tres guerras en marcha. Durante los últimos sesenta años, hemos enterrado miles de victimas en estas guerras de odio mutuo, creando millones de personas desplazadas y arruinando a nuestros jóvenes”.
“En este preciso momento, miles de personas desplazadas no tienen hogar como Jesús. Ellos se encuentran en campos de refugiados en los estados de Rakhine, Kachin, Shan, en los campamentos de la frontera. La historia de la Navidad se repite. Una familia pobre no tiene lugar para ir y los niños nacen en chozas. La Iglesia - recuerda el cardenal - siempre ha insistido: si quieres la paz, trabaja por la justicia. La justicia debe fluir como un río para llegar a la orilla de la paz. La verdadera paz es reconocer que todos los ciudadanos de esta nación son hermanos y hermanas. Somos 135 tribus que deben ser iguales. Este país cuenta con suficientes recursos para todos sus ciudadanos”.
Para la Navidad 2016 el Card. Bo desea a su patria que experimente y viva “el Shalom, que es mucho más que la ausencia de conflicto. Shalom es armonía, integridad, seguridad y bienestar para todo el universo”. “Trabajar juntos por la paz es una obligación moral. Esperamos que el nuevo gobierno, el ejército, los grupos armados pongan fin a la guerra. La paz traerá prosperidad. Oremos por la paz en Myanmar. Que el Espíritu Santo inspire a todos nuestros líderes” para restablecer la paz y la esperanza a la nación. (PA) (Agencia Fides 23/12/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network