ASIA/IRAK - El Movimiento Muqtada al Sadr inicia la restitución de las propiedades robadas ilegalmente a cristianos y mandeos

jueves, 4 febrero 2021 oriente medio   iglesias orientales   justicia   migrantes   geopolítica   chiítas  

Bagdad (Agencia Fides) - Ya son 38 los bienes inmobiliarios -tierras y casas- devueltos a sus legítimos propietarios, como parte de la campaña impulsada por el líder chií Muqtada al Sadr en defensa de los ciudadanos cristianos y mandeos que en los últimos años habían sufrido usurpación arbitraria de su propiedad por parte de individuos o grupos organizados.
El miércoles 3 de febrero Hakim al Zamili, destacado exponente del Movimiento Sadrista (el grupo político encabezado por Muqtada al Sadr), anteriormente al frente de la comisión para la seguridad y la defensa del anterior parlamento iraquí, anunció el inicio de la fase de restitución de bienes robados ilegalmente a los cristianos y mandeos. En su declaración, relanzada por los medios iraquíes, al Zamili informó que gran parte de la propiedad robada ilegalmente a ciudadanos cristianos y mandeos había estado durante años en manos de milicias locales, bandas locales o clanes familiares influyentes, confirmando que el fenómeno de las expropiaciones ilegales contra ciudadanos cristianos se ha incrementado desde 2003, tras las intervenciones militares lideradas por Estados Unidos que llevaron al derrocamiento del régimen de Saddam Hussein.
En los primeros días de 2021, como informó la Agencia Fides (véase Fides 4/1/2021), El líder chiíta iraquí Muqtada al Sadr (jefe del grupo político Sadrista que goza de una fuerte representación en el Parlamento de Bagdad), ordenó la creación de un comité encargado de recopilar y verificar noticias y denuncias sobre casos de expropiación y apropiación no autorizada sufrida en los últimos años por propietarios cristianos en diversas regiones del país. La decisión fue comunicada con una declaración, en la que se indicaban los nombres de los colaboradores de Muqtada al Sadr elegidos como miembros del Comité, y las direcciones de correo electrónico y cuentas de whatsapp a las que los cristianos pueden enviar documentos de propiedad sobre bienes inmuebles (casas y terrenos) acaparados ilegalmente en los últimos años por otras personas o grupos de personas.
La intención del operativo patrocinado por el líder chií -se lee en el comunicado- es restablecer la justicia, poniendo fin a las violaciones que afectan los derechos de propiedad de los "hermanos cristianos", incluso cuando fueron cometidas por miembros del mismo movimiento sadrista. La solicitud de denunciar los casos de expropiaciones ilegales sufridas también se ha extendido a las familias de cristianos que han abandonado el país en los últimos años, con la solicitud de remitir a la comisión los informes de las usurpaciones fraudulentas sufridas antes del final del próximo Ramadán.
El fenómeno de las casas y tierras arrebatadas ilegalmente a sus legítimos propietarios cristianos, se ha hecho posible y se ha afianzado gracias a la colusión y la ayuda de funcionarios corruptos y deshonestos, que se ponen al servicio de estafadores y grupos organizados que realizan fraudes (véase Fides 23/7/2015). El robo “legalizado” de las propiedades de las familias cristianas está estrechamente relacionado con el éxodo masivo de cristianos iraquíes, tras la intervención militar liderada por Estados Unidos para derrocar al régimen de Saddam Hussein. Los estafadores se apoderan de viviendas y bienes que se han quedado vacías, contando con la fácil predicción de que ninguno de los propietarios volverá a reclamar la propiedad
A Muqtada al Sadr se le conoce también por haber fundado el Ejército del Mahdi, la milicia - disuelta oficialmente en 2008 - creada en 2003 para luchar contra las fuerzas extranjeras presentes en Iraq después de la caída de Saddam Hussein. Los analistas han visto varios cambios de ritmo durante la última década por parte del líder, que disolvió su milicia en 2008 y no parece estar alineado con Irán. En el pasado, Muqtada al Sadr llegó a abogar por la superación del “sistema de cuotas” que, desde la muerte de Saddam, ha fundado la gestión del poder en Irak sobre bases sectarias. En el país trastornado en los últimos años por la ofensiva yihadista, por la proclamación del Califato Islámico con base estratégica en Mosul y por la coexistencia de fuerzas diferentes y potencialmente rivales en el frente heterogéneo que propició la reconquista de casi todas las zonas que habían caído en manos de las milicias yihadistas, Muqtada al Sadr ha tratado de presentarse como un potencial mediador. Su visita a Arabia Saudita en julio de 2017 para reunirse con el príncipe Mohammed bin Salman también fue interpretada desde esta perspectiva.
(GV) (Agencia Fides 4/2/2021)


Compartir:
oriente medio


iglesias orientales


justicia


migrantes


geopolítica


chiítas