ASIA/JAPÓN - Un misionero: "En tiempos de pandemia, redescubrimos la centralidad de la palabra de Dios"

sábado, 30 mayo 2020 coronavirus   pandemia   pastoral   biblia   animación misionera   misión  

Tokio (Agencia Fides) - "El aislamiento no es una situación nueva para los cristianos japoneses, era así también en tiempo de las persecuciones: tampoco entonces podían reunirse en las iglesias, pero seguían teniendo fe dentro de las familias. Hoy, ante la amenaza del coronavirus y la imposibilidad de celebrar la Eucaristía desde el punto de vista litúrgico, los cristianos, una vez más, muestran que la fe puede vivirse igualmente de manera profunda". Así lo dice a la Agencia Fides el padre Andrea Lembo, Superior regional del Pontificio Instituto de las Misiones Extranjeras (PIME) en Japón y párroco en el barrio de Fuchu, en la gran área metropolitana de Tokyo, hablando de cómo el pequeño rebaño en el país del Sol Poniente está viviendo este tiempo de pandemia. “Por mi parte, como párroco - dice el padre Andrea -, todos los sábados por la tarde envío un mensaje vocal, que luego se manda a través de las redes sociales de la parroquia, sobre el Evangelio dominical y recibo muchas llamadas, muchos mensajes y muchos correos electrónicos de agradecimiento. Esto es una bendición en un momento tan difícil".
¿Cuál es la situación de los contagios en Japón? En todo el país, desde que comenzó la epidemia, se han confirmado 16,000 casos (de un total de 126 millones de habitantes) y 784 muertes con el primer paciente registrado el 16 de enero. También parece que la propagación del virus se está deteniendo: en las últimas dos semanas, en la capital japonesa, según una nota publicada por el Ministerio de Salud, solo se han registrado 40 nuevos casos de Covid-19. Aunque las medidas de precaución de emergencia han terminado en 42 prefecturas, el gobierno ha extendido el bloqueo en todo el país hasta el 31 de mayo.
La Iglesia japonesa siempre ha estado en primera línea al abordar los problemas sociales que afligen a la población: "Aunque, por un lado, la violencia familiar, la pérdida de empleo y el alcoholismo - dice el misionero – se han manifestado con un mayor drama durante este período de emergencia sanitaria, por otro lado el compromiso y la solidaridad no han fallado. En la parroquia de la Sagrada Familia de Fuchu – informa -, brindamos un servicio de asistencia a los pobres: en los últimos meses, gracias a la ayuda y el apoyo de muchos feligreses, hemos trabajado para garantizar que las familias en dificultades financieras reciban una comida caliente directamente en sus casas".
El Presidente de la Conferencia episcopal de Japón, el Arzobispo de Nagasaki, mons. Joseph Sanmei Takami, ante la realidad del coronavirus, en un documento publicado en las últimas semanas, ha subrayado que “la situación actual puede convertirse en una oportunidad para mirar en profundidad la propia vida espiritual”. “Intentemos volver a leer los Evangelios juntos en familia y redescubrir la palabra de Dios para que este momento de distancia y privación pueda convertirse en un momento en el que redescubrir las raíces cristianas".
(ES) (Agencia Fides 30/5/2020)


Compartir: