ASIA/LÍBANO - Covid-19, cristianos y musulmanes juntos en la "Oración por la humanidad" en nombre de María

martes, 12 mayo 2020 oriente medio   iglesias orientales   coronavirus   fraternidad   culto mariano   diálogo  

Bridgeman Art Gallery

Beirut (Agencia Fides) - Cristianos y musulmanes libaneses invitan a sus connacionales a unirse en el día de "oraciones por la humanidad" promovido por el Alto Comité para la Fraternidad Humana el jueves 14 de mayo, con la intención de pedir con oraciones, ayuno y buenas obras que Dios salve a la humanidad de la pandemia de coronavirus. La iniciativa, relanzada por el papa Francisco y por Ahmed al Tayyeb, Gran Imán sunita de Al Azhar, en el Líbano ha recibido una pronta y concreta adhesión de los grupos que cada año animan las celebraciones de la fiesta de la Anunciación, manifestando su devoción común a la Virgen María.
Naji el Khoury, Secretario General de la asociación "Encuentro islámico-cristiano en torno a María", ha anunciado el programa detallado de la iniciativa convocada por su organización como un signo de adhesión activa al llamamiento del Alto Comité para la Fraternidad Humana. El jueves 14 de mayo a las 4 p.m., ha informado Naji el Khoury en los medios de comunicación libaneses, los miembros de la asociación se reunirán en una sala de la Villa del Patrimonio, en la vía del aeropuerto de Beirut, tomando todas las precauciones necesarias desde el punto de vista de la salud, con máscaras, guantes, distanciamiento entre las personas…, y crearán una celebración islámica-cristiana para pedir, cada uno según su fe, que Dios libere a todos del contagio pandémico potencialmente capaz de amenazar la vida de miles de millones de personas.
Los participantes en el encuentro, retransmitido por varias cadenas de televisión, como Noursat-Tele Lumiere y Al Iman TV, ayunarán desde el amanecer. El programa de la celebración de la tarde incluye dos discursos del arzobispo Joseph Spiteri, nuncio apostólico en el Líbano, y el jeque chiíta Sayyed Ali Fadlallah, hijo del gran ayatolá Sayyed Muhammad Fadlallah (una figura prominente del chiísmo libanés, que murió en 2010) y jefe de la Fundación Mabarrat. Después de las intervenciones del Nuncio y del Jeque, 15 miembros de la Asociación, cristianos y musulmanes, hombres y mujeres, recitarán oraciones cortas, con pausas de silencio y recogimiento entre una súplica y otra. Al final de la reunión, todos los participantes leerán juntos una petición a Dios Todopoderoso.
En estos tiempos difíciles que atraviesan al Líbano, en grave crisis económica, el encuentro promovido por la Asociación pretende ser "una invitación a la fraternidad" y una oportunidad para reunirse, después de que las medidas de aislamiento impuestas por la epidemia hayan impedido la realización de la momentos tradicionales de devoción compartida a María, con motivo de la fiesta de la Anunciación (25 marzo).
Este año, según lo referido a la Agencia Fides, (véase Fides 25/3/2020), los cristianos y musulmanes libaneses no podrán reunirse en las plazas e iglesias para venerar a la Virgen María juntos en la solemnidad mariana de la Anunciación del Señor, proclamada desde 2010 como una fiesta nacional en la Tierra de los Cedros. Las disposiciones emitidas por las instituciones políticas y religiosas para frenar la pandemia de coronavirus implican la cancelación de cualquier evento que involucre reuniones de personas. Por esta razón, ha surgido de forma espontánea una iniciativa para celebrar a la Virgen María en las condiciones de restricción y aislamiento: cristianos y musulmanes, cada uno en su propia casa, mirando por la ventana o saliendo a su balcón, podrán recitar juntos una oración a la Virgen difundida en todo el país a través de las redes sociales por la Fundación Aydan, la conocida asociación que promueve el diálogo y el pluralismo religioso inaugurada en 2007 por el sacerdote Fadi Daou.
En el Líbano, la solemnidad mariana de la Anunciación del Señor ha sido proclamada Día Nacional desde 2010. En los últimos años ha habido una multiplicación de iniciativas en las que cristianos y musulmanes comparten juntos, con motivo de esta fiesta, actos de veneración hacia la Virgen María.
El Sheikh sunita Mohamad Nokkari, profesor de derecho islámico en Beirut, Dubai y Estrasburgo, ha explicado a Fides el camino que en Líbano ha llevado a los cristianos y musulmanes a valorar la veneración compartida hacia María como un factor de cohesión social y nacional (véase Fides 25/03/2020). 
La elección de la fecha para que los cristianos y musulmanes celebren a María cayó en la fiesta de la Anunciación, porque el Anuncio del Ángel a María se cuenta tanto en el Evangelio como en el Corán, que habla de ello en dos Suras diferentes. 
María es la única mujer citada por su nombre en el Corán 34 veces (mientras que el nombre de Maria aparece en los Evangelios 19 veces).
La primera celebración islámica-cristiana de la fiesta de la Anunciación se celebró en el santuario libanés de Nuestra Señora de Jamhour, en 2007. Los líderes políticos quedaron impresionados por la iniciativa, y en 2010 el primer ministro musulmán sunita Saad Hariri proclamó el 25 de marzo fiesta nacional. (GV/PR) (Agencia Fides 12/5/2020)


Compartir: