AMÉRICA/BOLIVIA - Los sacerdotes: signo de unidad, inspiradores en el pueblo de Dios de la solidaridad y de la atención a los derechos fundamentales

martes, 9 julio 2019 sacerdotes   iglesias locales   situación social   política   derechos humanos   animación misionera   ambiente  

Villa Montes (Agencia Fides) - "La economía de mercado está provocando la llamada desaceleración económica que se vive en América Latina y en nuestro país, generando desempleo y el retorno a la pobreza de los grupos más vulnerables. Se exige claridad y responsabilidad con información que evite la desconfianza y cualquier actitud en contra de los menos favorecidos. Los responsables de la economía deben proponer soluciones humanas. Que responden con la atención adecuada a los migrantes que nos cuestionan en nuestra experiencia de fe. El gasto personal, familiar, comunitario y, sobre todo, público, debe dar prioridad a los servicios básicos: salud, educación, trabajo decente y vivienda".
Esto es lo que los sacerdotes diocesanos de Bolivia escriben en su mensaje al pueblo de Dios al final de su Asamblea Nacional de la Conferencia Boliviana del Clero Diocesano (CBCD), celebrada en Villa Montes. En su reunión anual, los sacerdotes reunidos experimentan la gracia y la bendición de Dios, y sin duda, incluso los desafíos, como está escrito en el texto recibido por Fides. "En el contexto electoral que vive el país, el sacerdote impregnado de Jesús, el Buen Pastor, está llamado a ser un signo de unidad y a inspirar en el Pueblo de Dios la solidaridad y la búsqueda de cultivar los derechos fundamentales de la democracia".
El V Congreso Misionero Americano, CAM V, celebrado en Santa Cruz de la Sierra, "ha dado un gran impulso a nuestra vocación misionera", escriben los sacerdotes, señalando que este acontecimiento eclesial "es un don que sigue dando frutos, suscitando un mayor compromiso profético, misionero y de reconciliación en nuestras Iglesias locales. Nos corresponde a nosotros, Pueblo de Dios y sacerdotes, continuar proclamando con alegría".
Otro tema mencionado en el mensaje se refiere al deterioro del medio ambiente y a los efectos que estamos sufriendo: "La cuenca amazónica boliviana está habitada por los pueblos nativos de las llanuras que, ante el avance de la deforestación descontrolada, el saqueo y la destrucción de su hábitat, quieren preservar su forma de vida, sus costumbres, su cultura y su territorio. Por eso, invitamos a escuchar a Jesús y la voz atrayente de tantas comunidades que viven en la Amazonía".
"Si nuestras comunidades, sacerdotes y el Pueblo Santo fiel a Dios, caminan reconociendo a Jesús que es el buen Pastor - está escrito en la conclusión -, entonces podemos soñar que no habrá nada -ni la política de los partidos, ni los males de la economía desestabilizadora de las familias, ni la depredación del medio ambiente por la ambición, ni la maldad del abuso- que pueda separarnos de la Vida que el Señor nos ofrece en su Hijo Jesús, como dice San Pablo, ‘nada nos separará del Amor de Dios’ (cfr. Rm 8, 35)". (SL) (Agencia Fides 9/7/2019).


Compartir: