ÁFRICA/UGANDA - Acogida de los refugiados de Sudán del Sur en el norte del país

jueves, 12 octubre 2017

CUAMM

Arua (Agencia Fides) - Uganda en los últimos meses ha tenido que enfrentarse a un flujo de refugiados fuera de lo común. Personas que huyen de las tensiones y del hambre que se vive en Sudán del Sur, que escapan para buscar la paz y mejores oportunidades para su futuro. De tal modo que a fecha de hoy más de 1.000.000 de refugiados sudaneses del sur viven en el país que cuenta con una población total de 2.700.000 habitantes, concentrados principalmente en la región del West Nile y en el distrito de Kiryandongo.
En respuesta a esta emergencia, se ha presentado oficialmente un nuevo proyecto de Médicos con África Cuamm (Cuamm) en Arua, al norte de Uganda, con el objetivo de fortalecer el sistema sanitario en estas áreas del país para garantizar una adecuada alimentación y atención sanitaria a madres y niños de la zona, tanto entre la población residente como de lo srefugiados de Sudán del Sur.
“La intervención de Cuamm está dirigida a fortalecer el sistema sanitario, combatir la desnutrición y ayudar a las madres y los niños. En favor de la salud de todos, los refugiados y residentes”, ha dicho Peter Lochoro, médico representante de la ONG en el país.
“Hay seis distritos involucrados, con una red de 257 centros de salud, donde se dará en primer lugar cursos de formación del personal ya presente en hospitales y centros de salud en la zona. Actualmente, sobre un millón de refugiados, 160.000 son mujeres embarazadas o lactantes y más de 56.400 son niños menores de 5 años”, dice el doctor Lochoro en la nota recibida en la Agencia Fides.
“En los 19 campamentos de refugiados distribuidos en la zona ya se ha superado el millón de personas acogidas y se espera que para finales de año sean 1.200.000 refugiados sudaneses del sur presentes en la zona”, concluye el médico.
El West Nile es una región fronteriza económicamente desfavorecida, donde el crecimiento de la población plantea riesgos potenciales para la salud de las personas. Por lo tanto, el gobierno ugandés ha identificado la necesidad de fortalecer el sistema sanitario de la zona, dentro del plan REHOPE (Refugee and Host Population Empowerment Policy). Esta es la dirección del proyecto de médicos del Cuamm, desarrollado junto con Unicef en colaboración con las autoridades locales. (AP) (12/10/2017 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network