ASIA/IRAQ - Críticas de los militantes a la Administración Trump: ayuda a los musulmanes Rohingya y no a los cristianos iraquíes

martes, 26 septiembre 2017 persecuciones   iglesias orientales   oriente medio  

UNHCR

Erbil (Agencia Fides) – El Departamento de Estado USA muestra rapidez y concreción cuando se trata de asignar fondos a los Rohingya, la minoría musulmana afectada por la violencia y la discriminación en Myanmar, pero se vuelve lenta y reacia a la hora de implementar las indicaciones del Congreso sobre la necesidad de apoyar incluso a nivel económico a los cristianos, yazidas y otras minorías que en Iraq han sido perseguidos por los yihadistas del autoproclamado Estado Islámico (Daesh). Estos son los argumentos utilizados por los activistas y militantes estadounidenses para pedir a la actual administración estadounidense que siga planes de acción concretos para ayudar a las comunidades cristianas de Oriente Medio.
El jueves 21 de septiembre, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció la decisión de proporcionar un paquete de ayuda humanitaria a los Rohingya por un valor de 32 millones de dólares. El día anterior, el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson, en una conversación con la líder birmana Aung San Suu Kyi, instó al gobierno y a la milicia birmana a “hacer frente a las preocupantes denuncias de abusos y violaciones de derechos humanos”.
El interés de la actual administración estadounidense por el asunto Rohingya ha sido criticado recientemente por militantes individuales y grupos estadounidenses que participan en campañas de apoyo a los cristianos en Oriente Medio. Según estas críticas, la apremiante solicitud mostrada hacia los Rohingya contrasta con la lentitud mostrada por el mismo Departamento de Estado para estnaciar los fondos ya asignados por el Congreso de Estados Unidos a los cristianos, yazidas y otras minorías afectadas por la violencia yihadista en Iraq. En esta cuestión, ha intervenido entre otos, Stephen Rasche, Asesor General de la Archidiócesis Caldea de Erbil, colaborador estadounidense del arzobispo caldeo Bashar Warda, - según lo informado por “The Washington Free Beacon” - quién ha elogiado la disposición mostrada por el gobierno de Estados Unidos en ayudar a los Rohingya, pero también ha expresado su preocupación por el hecho de que el gobierno de los Estados Unidos haya proporcionado hasta ahora “muy poca o ninguna ayuda” a las comunidades cristianas iraquíes, como “cristianos, yazides y otras minorías religiosas que son víctimas de genocidio en Iraq” (GV) (Agencia Fides 26/9/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network