EUROPA/SUIZA - Scalabrini-Fest 2017: formación y encuentro para un cambio de perspectiva sobre la migración

jueves, 4 mayo 2017

MSS



Solothurn (Agencia Fides) - En muchas zonas del mundo se construyen muros contra los migrantes y los refugiados, y muchos pierden la vida en las fronteras de los países que podrían darles acogida. Sin embargo, la comunidad internacional reconoce cada vez más la contribución que la migración aporta al desarrollo de las comunidades tanto de origen como de llegada. En este contexto, se ha celebrado del 28 al 30 de abril, en el Centro Internacional de Formación “G.B. Scalabrini”, sede central de las Misioneras seglares Escalabrinianas en Solothurn, el Scalabrini-Fest de Primavera. En esta edición, que se ha titulado “Gente que va... abre el camino. Hacia un desarrollo sostenible e integral para todos”, han participado unas 340 personas procedentes de 39 países.
Según ha referido a la Agencia Fides Luisa Deponti, el Foro durante el Scalabrini-Fest ha dado espacio a voces y perspectivas diferentes. Johan Ketelers, del 2004 al 2016 Secretario General de la International Catholic Migration Commission (ICMC) con sede a Ginebra, ha considerado el horizonte global con sus luces y sombras remarcando que “el desarrollo es un proceso continuo que implica a toda la humanidad. Es necesario desarrollar políticas eficaces de migración. La emigración debe ser una opción y no una constricción: un proceso de vida, dignidad humana y crecimiento que contribuye al desarrollo. Es una responsabilidad compartida que incluye a todas las naciones, las poblaciones locales y los propios migrantes. No podemos considerar la migración sólo como síntomas de una crisis, sino como una oportunidad”.
Karin y Serge Agbodjan-Prince, la primera austriaca y el segundo de Togo, casados y padres de tres hijos, han presentado sus experiencias de vida: el aspecto del crecimiento de la persona y de sus relaciones dentro de su familia y en los diferentes entornos culturales en los que han vivido en Europa y en África. El encuentro con la diversidad es para ellos una gran oportunidad para el crecimiento personal, que no han mantenido encerrada entre cuatro paredes. La tercera presentación en el Foro ha sido la de la misionera laica Escalabriniana Agnese Varsalona, teóloga, que ha destacado: “precisamente los migrantes y refugiados, que han dejado todo a sus espaldas, centran la atención en lo que es más importante en la vida de cada persona: las relaciones con los demás, el verdadera patria donde podemos encontrarnos”. El desarrollo auténtico es, por lo tanto, un proceso de humanización que encuentra su camino y su meta en Jesucristo, que vivió plenamente la humanidad de acuerdo con el proyecto del Padre.
Después se ha profundizado en el tema en los grupos de diálogo, en los workshop, a través de la celebración de la Eucaristía, con un concierto con jóvenes artistas de varios países y en la peregrinación al santuario de Einsiedeln. (LD/SL) (Agencia Fides 4/5/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network