ÁFRICA/EGIPTO - Después de la masacre, los coptos anuncian una Pascua de oración y recogimiento. Se cancelan los recibimientos y momentos de fiesta

miércoles, 12 abril 2017 iglesias orientales   mártires   islam   diálogo  

CoptsToday

El Cairo (Agencia Fides) – La Pascua en las iglesias coptas en Egipto se celebrará con un espíritu de recogimiento y de oración, recordando a los mártires asesinados en la masacre del Domingo de Ramos, y cancelando los momentos de recepciones y convivencia con los representantes de las instituciones estatales, sociales y religiosas que generalmente preceden y siguen a la celebración de las solemnidades litúrgicas. Lo ha anunciado Anba Raphael, secretario del Santo Sínodo copto ortodoxo, después de que se había iniciado de forma espontánea una recogida de firmas - como la lanzada por el abogado Hani Ramsés, militante de la unión juvenil Maspero – para solicitar al Patriarcado copto ortodoxo el cancelar las recepciones habituales organizadas para recibir el homenaje y las felicitaciones tradicionalmente otorgadas a obispos y sacerdotes por parte de las autoridades civiles y religiosas con motivo de las grandes fiestas cristianas. Por tanto este año en Egipto, la Pascua de la Resurrección será vivida con recogimiento, marcada únicamente por las liturgias y oraciones.
En el pasado, también en Egipto, el tema de las felicitaciones de Navidad y de Pascua dirigidas a los cristianos, ha sido centro de controversias entre los grupos y representantes de la comunidad islámica, acentuadas por las recientes iniciativas adoptadas por las instituciones oficiales del Islam sunita egipcio – a partir de la Universidad de al Azhar – para contrastar la difusión de doctrinas extremistas e instrumentalizaciones del Corán en clave yihadista.
Con motivo de la última Navidad, según lo referido a la Agencia Fides, el predicador salafita Abdul Hamid emitió una fatwa para reiterar que las felicitaciones de un musulmán a un cristiano con motivo de las solemnidades litúrgicas representan un “pecado grave”, mientras que el jeque Mahmud Lotfy había llegado a afirmar incluso que para un musulmán, el odio hacia los cristianos representa una especie de precepto religioso. Después de estas declaraciones, se produjo la intervención de la “Casa de la Fatwa” (Dar al Ifta al Misryah): la organización egipcia, presidida por el Gran Mufti de Egipto y encargada de difundir pronunciamientos de orientación y disolver las dudas y controversias relativas a la aplicación de los preceptos del Corán, había reiterado que un musulmán no debe tener ninguna duda en extender sus felicitaciones a los amigos y conocidos cristianos con motivo de sus fiestas litúrgicas y solemnidades, haciendo hincapié en que tal comportamiento contribuye a la convivencia pacífica entre los diferentes componentes de la sociedad. (GV) (Agencia Fides 12/4/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network