ASIA/IRAQ - Patriarcado caldeo: Que las comunidades de la diáspora se hagan cargo de la escasez de vocaciones sacerdotales

lunes, 20 marzo 2017 iglesias orientales   sacerdotes  

saintadday.com

Baghdad (Agencia Fides) - Muchas comunidades caldeas de la diáspora, dispersas en los países occidentales, han pedido al Patriarcado que envíe urgentemente sacerdotes para la atención pastoral. Pero el patriarcado caldeo no puede enviar al extranjero sacerdotes que trabajan en el servicio de las diócesis en Iraq, en parte debido a la prioridad de la atención pastoral de las comunidades que están en áreas de importancia histórica de la Iglesia caldea.
Por ello, las comunidades de la diáspora, con sus obispos,tendrán que tomar medidas para resolver de forma local el problema de la escasez de vocaciones sacerdotales, incluso incentivando la ordenación de hombres casados. Estas son las indicaciones y las sugerencias contenidas en una declaración que acaban de publicar los canales oficiales del Patriarcado caldeo, en respuesta a las peticiones de las comunidades dispersas en todo el mundo.
El Patriarcado - se lee en el texto recibido en la Agencia Fides - sabe bien que se necesitan sacerdotes para las comunidades caldeas “que se encuentran en Australia, Canadá, EE.UU., Europa y varios países de Oriente Medio”. Pero la escasez de vocaciones hace que sea imposible responder a las muchas peticiones. Y puestos a elegir, el Patriarcado refiere que considera prioritaria la permanencia de un número considerable de sacerdotes en las diócesis que administran los territorios iraquíes.
El fenómeno del éxodo de los cristianos caldeos – se lee en el documento - se ha intensificado en los últimos quince años debido a varios factores: la falta de seguridad, el extremismo y el terrorismo incluso de tipo sectario, la inestabilidad política. Por todos estos fenómenos “los cristianos han sufrido tanto, junto con los demás ciudadanos”, remarca el documento del Patriarcado. Pero ahora, no hay sacerdotes caldeos suficientes para ser enviados a todas las ciudades donde se han creado nuevas comunidades caldeas, a causa de las corrientes migratorias. La situación de emergencia, también afecta de igual modo a otras Iglesias orientales. Pero frente a esta situación, no se puede reducir ulteriormente el número de sacerdotes que trabajan en Iraq, si no se quiere empeorar la condición de las comunidades que ya están en riesgo de extinción en los países de origen en los que estas Iglesias, a menudo de origen apostólica, florecieron.
El Patriarca caldeo Louis Raphael I Sako, contactado por la Agencia Fides, pone en cuestión la responsabilidad de cada obispo individual, incluidos los que guían a la comunidad caldea en la diáspora. El comunicado emitido por el Patriarcado caldeo invita a todos ellos a buscar soluciones para ayudar a aumentar el número de sacerdotes en sus respectivas diócesis, incluido un mayor recurso a la ordenación sacerdotal de hombres casados, algo que está contemplado en la disciplina canónica de las Iglesias católicas orientales. (GV) (Agencia Fides 20/3/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network