ÁFRICA/EGIPTO - Al Azhar rechaza las peticiones del presidente al Sisi contra la práctica del “divorcio verbal” islámico

martes, 7 febrero 2017 divorcio   islam   sharia   mujeres   discriminación  

divorcepapers.com

El Cairo (Agencia Fides) – El Consejo de los Ancianos de al Azhar, organismo del vértice de la institución académica más importante del islam sunita, ha rechazado las recientes peticiones del Presidente Abdel Fattah al Sisi para contrarrestar la práctica del “divorcio verbal” islámico, que permite a los hombres romper el vínculo matrimonial con su mujer con una simple declaración verbal. En un comunicado oficial, de el domingo 5 de febrero, el Consejo de Ancianos de al Azhar ha confirmado la validez del “divorcio verbal”, ya que esta práctica cumple con las condiciones de la ley islámica y fue introducida desde los tiempos del profeta Mahoma.
Al exponer y motivar su pronunciamiento, al Azhar ha señalado a los hombres que repudian a sus mujeres mediante una simple declaración verbal que deben comunicar el divorcio a las autoridades competentes, a fin de que los derechos de las mujeres y los niños sean protegidos como prevé la ley islámica. Según el Consejo de Sabios Ancianos – como refieren medios de comunicación egipcios - el fenómeno preocupante del crecimiento exponencial de los divorcios debe ser combatido con la educación de los jóvenes a través de “los medios de comunicación, el arte, la cultura y el conocimiento en general”.
El Jefe de la nación egipcia el pasado enero 24 (véase Fides 25/01/2017) había expresado su preocupación y propuesto algunas medidas para frenar la propagación de los divorcio, durante un discurso público en una ceremonia conmemorativa de las fuerzas de policía. Al Sisi había hecho referencia a los datos de la Oficina Nacional de Estadística, según los cuales aproximadamente el 40% de los 900 mil matrimonios registrados cada año en Egipto termina en divorcio antes de los cinco primeros años. Para combatir el problema, al Sisi había propuesto considerar el divorcio legal sólo si se lleva a cabo en presencia de un representante religioso autorizado por el gobierno para sancionar tanto los matrimonios como los divorcios.
La práctica del “divorcio verbal” es una prerrogativa reservada a los hombres. La propuesta de vincular el divorcio a la presencia necesaria de un líder religioso trataba de dejar abierta la posibilidad de un cambio de idea, que evitase las consecuencias de una decisión tomada en un momento de impulso emocional como sucede a menudo. (GV) (Agencia Fides 7/2/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network